Origen & Destino

Reales Alcázares de Sevilla

Volver Volver
Reales Alcázares de Sevilla ver mapa

Patio de Banderas, s/n, 41004 Sevilla

Los Alcázares configuran un extraordinario recinto fortificado y palaciego que ha sido la sede de la realeza en Sevilla desde sus orígenes en el siglo X. Engrandecido por los reyes de taifas, califas almohades y soberanos cristianos, fue residencia frecuente de los Reyes Católicos hasta principios del XVI y en 1526, marco de la boda de Carlos V con Isabel de Portugal.

Su jurisdicción, además, se extendía a las Atarazanas y hacia la catedral y el río hasta la torre del Oro, de modo que tanto los organismos de las Indias como gran parte de las dotaciones portuarias recaían bajo su órbita.

Por estas y otras razones Magallanes y su empresa tuvieron una estrecha relación con el Alcázar. A su llegada a Sevilla, ostentaba el cargo de alcaide del Alcázar y Atarazanas el noble luso Jorge de Portugal, que haría valer su influencia para facilitar el proyecto de su compatriota, y, lo que es más importante, era su teniente de alcaide, responsable del gobierno efectivo de los edificios reales, Diego Barbosa, hidalgo también portugués con experiencia en la India que se convirtió en el más firme apoyo y persona de confianza de Magallanes en la capital sevillana. Tan íntimos fueron los lazos entre ambos, que a fines de 1517 o comienzos de 1518 el navegante se casó con Beatriz, hija de Barbosa.

A la derecha del patio de la Montería, al lado del palacio de Pedro I que constituye el núcleo de la Casa Real de los Alcázares, se distribuían las estancias habilitadas entre 1503 y 1515 para la Casa de la Contratación, donde, según un cronista, “ocurren todos los negocios de Indias”. Unas dependencias recién terminadas a la venida de Magallanes entre las que se señalan varias que aún pueden visitarse, como el cuarto del Almirante, la sala de Audiencia y capilla o la sala de la Contratación, a las que se sumaban oficinas, la sala del Tesoro, viviendas de oficiales, cárcel y el almacén en el que se custodiaría el valioso cargamento de especias traído por la nao Victoria.

La ubicación de la Casa de la Contratación en los Alcázares polarizaba un constante trajín de funcionarios, caballeros, cosmógrafos, pilotos y mercaderes involucrados en los negocios de ultramar, como Magallanes, Falero, que residió en la propia Casa, y otros protagonistas de su expedición. No hay que olvidar que se trataba de una iniciativa meticulosamente controlada por la Corona, dadas las expectativas de beneficios del descubrimiento de una ruta a la Especiería por el poniente y sus repercusiones internacionales, al estar todavía en disputa la posición de las Molucas y su pertenencia a los dominios de Portugal o Castilla, según la demarcación establecida por el tratado de Tordesillas (1494) para el reparto de sus respectivas áreas de influencia a escala mundial.

Origen & Destino

Conoce los escenarios de un viaje histórico

ES Desde el Puerto de Sevilla y los Muelles de Sanlúcar de Barrameda, Magallanes y Elcano consiguieron alcanzar las Indias por el Oeste y regresar como héroes. Os invitamos a descubrir cuáles fueron los escenarios de ese gran viaje histórico, los lugares y monumentos relacionados con la vida de estos grandes aventureros y también al esplendor comercial y marítimo que supuso para Andalucía la primera circunnavegación al globo terráqueo. Camina por el Barrio de Santa Cruz hasta llegar a los Reales Alcázares sevillanos y acércate a la antigua Lonja de Mercaderes convertida hoy en el valioso Archivo de Indias. En Sanlúcar recorre el histórico barrio marinero de San Nicolás, pasea por los jardines del Palacio Ducal de Orleans y Borbón e imagínate desde las almenas del Castillo de Santiago la llegada de los navíos procedentes de las Indias.